¿Necesitas ayuda?
Si tienes alguna pregunta o necesitas ayuda con tu cuenta, puedes comunicarte con nosotros .

Guía de compra | Unidades GPS


Antes de profundizar en los tipos de sistemas de navegación y consejos de compra, siempre es bueno conocer un poco del trasfondo de la tecnología y comprender básicamente cómo funciona. Originalmente desarrollada en 1973 por el Departamento de Defensa de Estados Unidos con fines militares, la red GPS NAVSTAR consta de 30 satélites que orbitan la tierra cada 12 horas y cinco estaciones terrestres que monitorean la posición de los satélites en el espacio y el estado de las operaciones. Para determinar la ubicación y otros datos con precisión, como la velocidad actual y promedio, el rumbo direccional y la elevación, los dispositivos GPS usan un receptor que adquiere señales de, al menos, cuatro de estos satélites. Esto se conoce como posición tridimensional; por este motivo, las antenas GPS requieren una visión clara del cielo para funcionar correctamente.

Con la longitud y la latitud precisas y otros datos de ubicación, el receptor GPS puede superponer esta información con archivos de mapas almacenados en la unidad, que revela tu posición actual en el mapa y dónde has estado. Dado que el receptor recalcula constantemente tu posición con relación a la posición del satélite, la unidad GPS puede rastrear tu ubicación en tiempo real. Un dispositivo GPS típico contiene un receptor de 12 canales, una antena para capturar las señales del satélite y una CPU para procesar los datos. La calidad del receptor y tu ubicación geográfica determinarán en cuánto tiempo adquirirá el dispositivo la posición tridimensional. Por ejemplo, es más difícil para el receptor fijar y mantener una señal si transitas por un bosque denso o un área urbana con edificios altos.

La primera vez que enciendes el GPS, este recopila cierta información satelital para determinar tu paradero. Denominado arranque en frío, el receptor está esencialmente en blanco y necesita saber la hora, dónde están los satélites en sus patrones orbitales y dónde se encuentra en relación con los satélites. La mayoría de los sistemas demora uno o dos minutos en adquirir la posición tridimensional durante el arranque en frío, mientras que a otros les lleva algunos minutos más. A partir de entonces, tarda tan solo entre 3 y 4 segundos en fijarse, dado que la unidad ya cuenta con tus coordenadas y la ubicación general de los satélites. Un buen receptor se recuperará instantáneamente de una pérdida de señal completa cuando conduzcas, por ejemplo, a través de un túnel, mientras que las unidades más frágiles requerirán más tiempo para volver a adquirir la posición tridimensional. En algunos casos, deberás detener el automóvil para que el receptor pueda fijar las señales requeridas.

Cuán bien funcionará una unidad GPS en tu automóvil depende de la ubicación de la antena. Si tu vehículo tiene una unidad en el tablero instalada de fábrica, es probable que la antena esté integrada al tablero en un sitio donde tenga una visión clara del cielo, que es lo ideal. Muchos modelos portátiles están diseñados para ubicarse directamente en el parabrisas a través de un dispositivo de montaje con ventosa, lo que le permite a la antena tener una amplia visión del cielo. También existen antenas complementarias disponibles para unidades GPS que permiten tener el receptor cerca del asiento delantero para una visualización sencilla, sin sacrificar la calidad de la señal.